Si puedes soñarlo, puedes hacerlo

Si puedes soñarlo, puedes hacerlo Hace meses venía pensando qué hacer con este blog que tenía tan abandonado no sólo por falta de tiempo, sino porque no encontraba realmente algo que me motivara a escribir. Hasta que encontré la inspiración en la frase de Walt Disney de mi taza de Mr. Wonderful “Si puedes soñarlo puedes hacerlo”.  Entonces pensé en escribir historias de personas que un día soñaron hacer realidad sus ilusiones y dar sentido a su vida construyendo su propio proyecto, su marca, su empresa. Detrás de cada empresario, pequeño o grande, hay un sueño cumplido.

Hasta aquí nada novedoso, hasta que dándole otra vuelta decidí escribir sobre lo que más me interesa: enfocarme en las personas, en su esencia, en cómo su ADN forma parte y ha dado vida a su proyecto, a su marca.

Es inquietante conocer cada historia, qué sintió cada uno cuando dejaron de trabajar para otros, sus miedos, el vértigo de emprender, de estar solos, la incertidumbre de partir de cero… Pero del otro lado su gran apuesta por sentirse libres, realizados, por alcanzar ese sentimiento irreversible cercano a la felicidad que te produce el hacer lo que más te gusta y mejor sabes, y que además puedas vivir de ello.

Desde luego que emprender no es un camino de rosas. Hay que luchar mes a mes, año tras año, y en estos tiempos crisis tras crisis. No existen horarios ni las bajas por enfermedad. Sólo la ilusión como principal motor de poder ver un sueño realizado. Como dice un buen amigo, “organiza tu vida alrededor de tus sueños y los verás hacerse realidad”.

Cada marca tiene su propia historia, y su esencia es la de la de su propio creador. Conocer lo que hay detrás de cada persona es la mejor forma de acercarnos al ADN de cada marca. Esto es fundamental para trabajar en comunicación. También es importante para saber cómo han logrado conectar con sus clientes, si han generando confianza y qué les hace diferentes.

Siempre he creído que esta es la base del éxito y la manera de construir, gestionar y comunicar una marca con eficacia. Una marca con éxito cuenta una historia en la que vinculamos la experiencia de consumo con el usuario de ésta y su estilo de vida, consiguiendo establecer vínculos y cambiando la percepción de la compra del producto o servicio por algo superior, la vivencia.

Hablemos de personas y de sus marcas. Intentaremos hacerlo todas las semanas.

Y sobre todo, ¡no dejemos nunca de soñar!

facebooktwitterpinterestlinkedinby feather