De la multidireccionalidad a una comunicación personal

Ayer una amiga nos contaba que, tras el accidente de tren de Santiago de Compostela, había mostrado sus condolencias al Ayuntamiento, y que acababa de recibir de su Alcalde, Ángel Currás, una respuesta con éste mensaje de agradecimiento:

“En nombre del Ayuntamiento de Santiago, y en el mío propio, quiero agradecerte tus muestras de solidaridad, apoyo y ánimo, por la dolorosa tragedia del accidente ferroviario ocurrido el pasado 24 de julio en nuestra ciudad”.

A mi amiga, como experta en comunicación, le sorprendió y motivó lo suficiente para contárnoslo y hablar de Sr. Currás muy positivamente. No hay duda de que se trata de un buen ejemplo de comunicación institucional, de cómo un político se baja de su pedestal y, con un breve mensaje de tú a tú, logra crear una cercanía y conectar con su público. Son comunicaciones que, cuando están bien hechas, pasan de ser bidireccionales a trascender hacia la multidireccionalidad del boca a boca y redes sociales, generando una buena reputación.

Esto me llevó a pensar en la creciente importancia que para políticos, directivos, empresarios o cualquier otro dirigente, tiene establecer con sus públicos de interés una comunicación directa y al mismo nivel. Una comunicación de iguales que les haga más accesibles y les ayuda a motivar y ganar la confianza y credibilidad de empleados y ciudadanos, tan necesaria en los tiempos que corren.

Sabemos que muchos de ellos ya socializan con sus públicos a través de redes sociales y se comunican con ellos mediante la prensa o comunicados internos, pero sus mensajes no dejan de ser un poco más de lo mismo: corporativismo, comunicación institucional y, por supuesto, intentando mostrar su cara más perfecta.

La comunicación corporativa multidireccional funciona, sobre todo cuando es estratégica y coherente, pero resulta mucho más eficaz para un empresario, político o dirigente sacar de dentro su lado más humano y transformarse en persona. Cuando nos llegan mensajes sencillos, naturales, con alma, y, sobre todo, directos y personalizados, todos ganamos. Y este es el mix que debería regir no sólo en comunicación, sino en publicidad o acciones de marketing de cualquier organismo.

 

 

facebooktwitterpinterestlinkedinby feather