Como el caso Volkswagen afecta a la reputación de un país

Crisis VolkswagenLo mismo que ocurre con los políticos, es muy difícil reparar el daño sufrido por una crisis cuando afecta a la reputación no sólo de una marca, sino a la de todo un país, como es el caso de Alemania con Volkswagen.

El engaño masivo por la manipulación en la emisión de gases contaminantes ya afecta a más de 11 millones de vehículos de la marca, además de 2 millones de vehículos de Audi y otros 700.000 de Seat. Y suma y sigue, porque da la sensación según pasan los días y se destapan nuevos casos, que esto no ha hecho más que empezar.

Las consecuencias y los daños no sólo van a ser irreparables para Volkswagen, el mayor productor de coches de Alemania, sino que ya ha afectado a Audi y BMW, los bastiones alemanes de un país cuyo pilar económico es la industria pesada. Las pérdidas bursátiles, las multas millonarias que van a tener que pagar pueden llegar a hacer que la economía de un país como Alemania se tambaleé. Pero la peor consecuencia de este escándalo es la pérdida de los valores como la fiabilidad, seguridad o la ingeniería alemana implícitos en el “made in Germany” que afectan irreparablemente a la reputación de todo un país.

facebooktwitterpinterestlinkedinby feather